Artículo

Experiencia traumática del parto. ¿A qué nos referimos?
Judit Jaramago

Experiencia traumática del parto. ¿A qué nos referimos?

Experiencia traumática del parto, ¿a qué nos referimos? En el blog de hoy, pretendo reflexionar y dar algunos consejos que como profesional creo que te podrán ayudar, en el caso de que hayas tenido una experiencia traumática de parto. 

¿Qué es una experiencia traumática del parto?

En primer lugar, me gustaría escribir una definición a lo que entendemos como «experiencia traumática del parto», que ha sido elaborada por un grupo de expertos en la materia y que creo que a través de ella podremos adentrarnos en esta realidad.

Una experiencia traumática del parto se refiere a la experiencia de una mujer de interacciones y / o eventos directamente relacionados con el parto que causaron emociones y reacciones angustiantes abrumadoras; que conducen a impactos negativos a corto y / o largo plazo en la salud y el bienestar de una mujer. (1)

A raíz de la definición, me gustaría incidir en tres aspectos: 

  1. La experiencia traumática del parto hace referencia a la experiencia de la mujer. Por lo tanto, no viene determinado por un determinado resultado del parto. Pongo 2 ejemplos: 

Mujer A, que tiene un parto vaginal que acaba con un Vaccum, una herramienta obstétrica para ayudar en el parto vaginal, porque en el momento final del expulsivo el bebé baja sus pulsaciones y ante el riesgo de un sufrimiento fetal se decide ayudarlo con un vacuum para que salga más rápido. 

El bebé nace llorando, vigoroso y se le pone piel con piel. No hay desgarros por lo que no hay que dar puntos. 

Mujer B, tiene un parto vaginal que acaba con un Vacuum porque está operada de miopía magna (11 Dioptrías) y el oftalmólogo recomienda acortar el expulsivo (para minimizar los pujos y evitar riesgos). El bebé nace llorando, vigoroso y se le pone piel con piel. No hay desgarros por lo que no hay que dar puntos. 

Ambas mujeres tienen un resultado final del parto igual, Vacuum, bebé nace llorando y no tienen puntos. Pero puede ser que la mujer A tenga una experiencia traumática del parto y la B no. La mujer B sabía lo que iba a pasar, estaba planificado y puede enfocar ese momento desde la calma. Mujer A ve que hay un posible sufrimiento que le genera miedo, estrés y hace que viva una experiencia traumática. 

  1. Las emociones y las reacciones angustiantes que podemos tener durante el parto impactan de forma muy importante en la experiencia de parto.

Conocer las emociones que puedes tener durante el parto y tener herramientas para gestionarlas, puede ayudar a tener una experiencia de parto positiva y desde la calma, sabiendo que habrá emociones que pueden surgir, y deben tener su espacio; pero que no deberían bloquearnos. 

  1. Es importante tener en cuenta el impacto a corto o largo plazo en el bienestar de la mujer. Es esencial que se le brinde atención, acompañamiento y tratamiento adecuados para asegurar una recuperación integral de ese trauma. 

En ocasiones, no se da importancia bajo el pretexto “Pero… estáis los 2 bien, eso es lo importante!!” Y por supuesto, pero la experiencia de la madre debe ser escuchada y validada. 

Si has tenido una experiencia traumática del parto

Una vez explicada la definición me gustaría dar algunas herramientas en el caso de que te haya pasado:

  1. Trata de poner nombre a lo que sentiste durante el parto, a lo que sientes ahora al recordarlo y trata de identificar si hay cosas que te quedaron por saber/conocer. Cuando lo hayas hecho. Busca respuestas. 

Muchas experiencias traumáticas se inician por no saber qué pasó… todo fue muy rápido, no me explicaron… 

En ocasiones, cuando se produce una urgencia médica, debemos actuar, y aunque tratamos de explicarlo, es cierto que en ocasiones la información que damos no llega. Siempre es importante que a posteriori los profesionales repasemos lo que pasó en el parto. A veces es al día siguiente, comentarlo, resolver las dudas… Pero a veces eso no pasa, y se quedan preguntas por contestar. Te aconsejo que busques respuestas con los profesionales que te atendieron, y si no puedes acceder a ellos, lo hagas con algún otro profesional que te escuche, que valorando tu experiencia y los informes médicos puedan responder a esas preguntas sin respuesta.  

  1. Una vez que tengas esas respuestas te aconsejo que si tienes sufrimiento al recordar tu parto (en ocasiones no se quiere hablar de él porque “duele”) busca una buena psicóloga perinatal que pueda ayudarte, dándote herramientas para ir gestionando la situación.
  1. Planifica el siguiente embarazo.

Puede pasar que una mujer quisiera tener dos hijos y que tras una experiencia traumática no se sienta capaz de afrontar un nuevo embarazo pensando en el parto. Esto es frecuente, y os aconsejaría que no iniciarais la búsqueda de embarazo si no está trabajado el trauma previo. 

Las vivencias, ansiedades y miedos que pueden aparecer en el segundo embarazo cuando no se ha trabajado una experiencia previa pueden hacer mucho daño.

¿Cómo afrontar un segundo parto tras una experiencia traumática del parto previa?

Creo que es muy importante que elijas bien al equipo que estará contigo ese día.  Si puedes, elige al ginecólogo/matrona que te acompañarán: Deberán saber el parto y la experiencia previa, así como el trabajo que has hecho para llegar hasta allí.  Tener la confianza de los profesionales en el siguiente parto es básico. 

En el caso de que no puedas elegir estos profesionales (parto en el sistema público, por ejemplo), es importante que al ingreso conozcan tu experiencia traumática previa, y que les expliques aquello que hayas podido trabajar, y que te ayuden a afrontar tu parto desde la calma y el acompañamiento. 

Cada parto es un mundo, cada vivencia de parto, única. Pero las mujeres que habéis pasado por una experiencia traumática del parto lleváis eso en vuestra mochila. Siempre os explico que esa mochila del parto previo tendríamos que dejarla en la puerta para dar opción a una nueva experiencia que con el acompañamiento necesario puedas llegar a disfrutar.

Si decidís que queréis buscar embarazo o ya estás embarazada, quiero decirte que un segundo parto tras un episodio traumático previo puede ser sanador. Os invito a que busquéis a aquellos profesionales que os den confianza y que puedan acompañaros.

Bibliografía

(1)Leinweber J, Fontein-Kuipers Y, Thomson G, Karlsdottir SI, Nilsson C, Ekström-Bergström A, Olza I, Hadjigeorgiou E, Stramrood C. Developing a woman-centered, inclusive definition of traumatic childbirth experiences: A discussion paper. Birth. 2022 Dec;49(4):687-696. doi: 10.1111/birt.12634. Epub 2022 Apr 11. PMID: 35403241.

Artículo 2 de octubre de 2023
Judit Jaramago
2 de octubre de 2023
Llevo más de 15 años ejerciendo como ginecóloga y obstetra. En este blog pretendo que conozcáis mi trayectoria profesional hasta el momento.

Otros artículos que quizá te interesen

Trastornos del líquido amniótico

Trastornos del líquido amniótico

Trastornos del líquido amniótico. Descubre qué es, por qué es importante, cómo se forma, como se mide y qué hay que tener en cuenta en caso de que exista un exceso o un déficit de líquido amniótico. ¿Qué es el líquido amniótico? El líquido amniótico es el fluido que...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi boletín

Suscríbete a mi boletín

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This