Artículo

Parvovirus B19 o ‘enfermedad de la bofetada’: Descubre cómo te puede afectar durante el embarazo
Judit Jaramago

Parvovirus B19 o ‘enfermedad de la bofetada’: Descubre cómo te puede afectar durante el embarazo

Parvovirus B19 o enfermedad de la bofetada. ¿Has oído hablar del eritema infeccioso o la enfermedad de la bofetada? Una de las principales  dudas que existen cuando aparece un brote en una clase es, ¿puede afectar a las embarazadas? Pues la respuesta es , y en este blog os explicaré en qué consiste la enfermedad, qué precauciones tendrías que tener y qué estudios y seguimientos deberás realizar, en el caso de que estés en contacto con un caso positivo a Parvovirus B19

¿Qué es el Parvovirus B19? 

El Parvovirus B19 es un virus que produce la quinta enfermedad o eritema infeccioso. De forma coloquial, se conoce también como la «enfermedad de la bofetada», ya que uno de los síntomas más llamativos es la característica zona de la mejilla enrojecida. 

¿Qué sintomatología da?

Tras la infección por Parvovirus B19, aparece un periodo de incubación (5-15 días) tras los cuales aparece la fase de sintomatología que coincide con la viremia. Los síntomas principales son fiebre, que no suele ser muy alta, malestar, molestias en la garganta, dolor de cabeza y en ocasiones, escalofríos. 

Posteriormente, aparece una erupción que es muy característica de enrojecimiento (erupción maculopapular) en las mejillas y que se extiende al tronco y extremidades superiores. 

Como se puede observar en la imagen se presenta un enrojecimiento en la zona de las mejillas que popularmente se conoce como la «enfermedad de la bofetada».

¿Es peligroso el contagio en las embarazadas?

Las mujeres embarazadas que se infecten por el Parvovirus B19, deberán seguir controles estrictos por su ginecólogo, debido a que esta infección puede pasar al feto y producir afectación fetal. 

¿Qué debo hacer si he estado en contacto con algún caso positivo de Parvovirus B19?

Lo primero que debes hacer estar tranquila y acudir a tu ginecólogo. En el caso de que ya hayas pasado el virus anteriormente, no puedes volver a infectarte, por lo que lo primero que se te hará es una analítica con serologías, para ver si lo has pasado. 

Si no lo has pasado e inicias una sintomatología compatible, se te realizarán serologías, y en caso de ser negativas se deberá valorar la necesidad de repetirlas posteriormente. 

Si a mi hijo le han diagnosticado la enfermedad, ¿me tengo que aislar? 

Si ya tiene la erupción en las mejillas (muchas veces es el momento en el que se diagnostica) debes saber que ya no infecta, por lo que no tiene sentido el aislamiento. 

Si me he infectado, ¿qué sucederá?

Como hemos comentado anteriormente, se deberán realizar seguimientos seriados para ir evaluando si el feto puede estar infectado y si esa infección le da complicaciones, momento en el cual se puede intentar tratamientos para disminuir las secuelas. 

¿Es frecuente que se infecte el feto si yo me he infectado?

El riesgo de transmisión de la infección al feto es elevado (30-50%) pero el riesgo de afectación fetal es inferior al 10%, cuando  la infección materna ocurre antes de la semana 20. Después es menor. 

Si el feto se infecta, ¿causa malformaciones?

NO. Si el feto se infecta por el Parvovirus B19, no causará malformaciones; pero sí que puede producir anemia fetal, plaquetopenia, miocardiopatía, insuficiencia cardíaca congestiva, hepatitis fetal, hidrops fetal y muerte fetal. 

¿Qué controles me realizarán si me he infectado por Parvovirus B19?

Los controles irán dirigidos a ver que una posible infección no acabe haciendo una anemia fetal severa que pueda generar un problema cardíaco o un hídrops fetal. 

Los controles se realizarán mediante ecografía para evaluar los órganos fetales y Doppler con control de la ACM para descartar anemia. 

En casos en los que los hallazgos ecográficos sean sugestivos de anemia fetal, estaría indicada la realización de cordocentesis para ver el grado de anemia y valorar una posible transfusión intraútero. 

En casos seleccionados, se realizará neurosonografía (estudio exhaustivo del cerebro fetal) y/o ecocardiografía fetal (estudio del corazón).

¿Se realiza screening a todas las embarazadas de Parvovirus B19?

A pesar de que no está incluido en los screenings sistemáticos, se recomienda realizar en mujeres con profesiones que pueden estar en contacto con el Parvovirus, como pueden ser profesoras, personal sanitario que trabaja en Urgencias. 

Aquellas que den serología IgG positivas (ya han pasado la enfermedad previamente) pueden seguir trabajando de forma normal. No la pueden volver a contraer. En caso de IgG negativas, por lo que no han pasado la enfermedad, se aconseja valoración para baja por riesgo laboral.

Bibliografía

OBSTETRICIA González-Merlo 7a edición. Ed. Elsevier

Artículo 22 de abril de 2024
Judit Jaramago
22 de abril de 2024
Llevo más de 15 años ejerciendo como ginecóloga y obstetra. En este blog pretendo que conozcáis mi trayectoria profesional hasta el momento.

Otros artículos que quizá te interesen

Trastornos del líquido amniótico

Trastornos del líquido amniótico

Trastornos del líquido amniótico. Descubre qué es, por qué es importante, cómo se forma, como se mide y qué hay que tener en cuenta en caso de que exista un exceso o un déficit de líquido amniótico. ¿Qué es el líquido amniótico? El líquido amniótico es el fluido que...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi boletín

Suscríbete a mi boletín

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This