Artículo

¿Por qué no llega mi primera menstruación? Amenorrea primaria
Judit Jaramago

¿Por qué no llega mi primera menstruación? Amenorrea primaria

Amenorrea primaria: causas, diagnóstico y tratamiento. ¿Por qué no llega la primera menstruación a algunas adolescentes?

¿A qué llamamos amenorrea primaria?

Amenorrea primaria es la falta de menstruación en una niña de 16 años de edad en los que existe desarrollo de caracteres sexuales secundarios (crecimiento mamario, vello púbico…, o la falta de menstruación en una niña de 14 años que no ha desarrollado caracteres sexuales secundarios. 

Por lo tanto, la amenorrea primaria se diferencia de la amenorrea secundaria en que nunca se ha tenido menstruación. La amenorrea secundaria, por el contrario, se tuvo la menarquia y reglas posteriores y en un determinado momento, las reglas dejan de venir (períodos > 3-6 meses)

En el blog de hoy, por tanto, trataremos la amenorrea primaria, y cómo se debe manejar.

¿Por qué no viene la regla?

La adolescencia es el momento en el que se producen numerosos cambios a nivel físico, psicológico y emocional. El factor hormonal en esta etapa es determinante. Para que aparezca la menstruación, se tiene que poner todo el eje en funcionamiento.

Eje hipotálamo, hipófisis ovario

Hipotálamo: es el encargado de liberar una hormona llamada «GnRH» y será el que inicie la cascada hormonal que producirá, si todo funciona correctamente, la formación y descamación del endometrio, lo que da lugar a la regla.

Hipófisis: libera, al recibir la orden mediante GnRH, FSH y LH. La FSH y la LH son dos hormonas que estimularán al ovario para que realice correctamente su función. 

Ovarios: se encargan de:

  • Secretar hormonas: estrógenos, que a su vez estimularán la formación del endometrio, y progesterona (tras la ovulación) para favorecer la implantación, en el caso de existir embarazo.
  • Producir la ovulación 

Útero: la cavidad uterina responde a las hormonas secretadas por el ovario (estrógenos y progesterona), para producir el endometrio, que en caso de no haber embarazo, se descamará y dará lugar a la menstruación o regla. 

Como podéis observar, el eje (a pesar de que lo hemos simplificado para su correcto entendimiento) es sumamente complejo, y debe estar totalmente “sincronizado” para que se produzca la menstruación cada ciclo. 

La amenorrea primaria

Si no se pone en funcionamiento correctamente, o falla alguno de los pasos, la regla no vendrá y, por tanto, podremos decir que existe amenorrea

Previo a que este eje funcione correctamente, las niñas ya tienen un cambio hormonal que es necesario para iniciar los caracteres sexuales secundarios, como son el desarrollo mamario, el vello púbico, crecimiento acelerado y que precede en 2-3 años a la menstruación.

Por eso, si a los 14 años no se ha iniciado ningún cambio a nivel de caracteres sexuales secundarios, convendría consultar con el pediatra para control y seguimiento. 

Si a los 16 años, y tras un desarrollo correcto de las mamas, vello púbico, etc. no ha venido la regla, deberemos plantearnos cuál es el problema para hacer un diagnóstico.

Es importante saber que la amenorrea en sí no es un diagnóstico, es el síntoma que nos llevará a hacer un diagnóstico y entonces establecer el plan de tratamiento que más se ajuste a la situación concreta de cada paciente. 

¿Cuáles son las posibles causas de amenorrea primaria?

Como hemos comentado, para que se produzca la menstruación el eje debe funcionar correctamente. A continuación iremos repasando posibles problemas en cada uno de los eslabones del eje.

Causas hipotalámicas

  • Defectos genéticos o congénitos, como el síndrome de Laurence-Moon-Bield o de Kallman. Son muy infrecuentes y generalmente se diagnostican los síndromes por otras alteraciones antes de la adolescencia. 
  • Trastornos psíquicos: el estrés importante y mantenido podría ser un factor de amenorrea primaria hipotalámica. Al estar inhibido el hipotálamo por la hormonal CRH, si está muy aumentada por el estrés. 
  • Desnutrición: en este caso podríamos encontrar niñas con trastornos de conducta alimentaria, con restricciones de la ingesta y disminución importante del peso corporal o algunas patologías no diagnosticadas como la celiaquía, poco frecuentes que se diagnostiquen a través de una amenorrea, debido a que da otros síntomas como dolor abdominal, diarrea, etc.
  • Ejercicio intenso con disminución de peso por supresión de la GnRH
  • Déficit de leptina
  • Lesiones encefálicas, como hidrocefalia, aneurisma, inflamación, muy poco frecuentes. 

Causas hipofisiarias 

  • Tumoraciones de la glándula hipófisis, entre las que destaca el prolactinoma, tumor de la hipófisis productor de prolactina, y otros menos frecuentes, como los productores de ACTH o de hormona de crecimiento. 

Causas ováricas o uterinas

  • Alteraciones cromosómicas como podrían ser síndrome de Turner, (45 XO), algunos moisaicismos, como 45XO/46XX, delecciones del cromosoma X, etc.
  • Disfunciones de la producción de estrógenos y progesterona del ovario. Estas alteraciones, entre las que podemos encontrar el síndrome de Ovario Poliquístico, suelen ser más frecuentes en las irregularidades del ciclo menstrual que en la amenorrea primaria; pero siempre hay que tenerlo en cuenta. 

Otras causas que no son por alteraciones del eje

  • Imperforación del himen: El himen es una membrana que está parcialmente abierta por el centro. Cuando no existe esa perforación, la regla se puede producir; pero no puede “salir” por lo que la niña tendrá molestias, dolor y tras la exploración física, el diagnóstico será sencillo.
  • Alteraciones de vagina o de cérvix: son causas muy infrecuentes; pero que siempre hay que tenerlas en cuenta cuando exploramos físicamente a una niña con amenorrea primaria. 

¿Cómo se realiza el diagnóstico de la amenorrea primaria?

Como hemos comentado, la amenorrea primaria es un síntoma y no un diagnóstico. Mediante la historia clínica, la exploración física y las pruebas complementarias, el ginecólogo intentará llegar a su causa.

¿Qué pruebas pueden ser necesarias?

  • Analítica general y hormonal
  • Pruebas de imagen para valorar útero y ovarios, generalmente ecografía; pero en casos seleccionados puede ser necesaria una RMN. 
  • Otros estudios más específicos (solamente en casos de sospecha) como el cariotipo o la solicitud de búsqueda de síndromes que se asocien a amenorrea.
  • Pruebas de imagen encefálica en casos seleccionados y cuando el resto de pruebas orienten a una posible causa central de hipotálamo o hipófisis. 

El tratamiento

El tratamiento depende de la causa. Por ejemplo, si la causa era un himen imperforado, se realizará una pequeña cirugía donde se solucionará el problema. Si el problema es de causa central por un estrés importante, se deberán tomar acciones para disminuir el estrés. Por lo tanto, el tratamiento dependerá de si hay un diagnóstico. 

Y si no me viene la regla ¿Debo tomar hormonas?

Como es bien sabido, las hormonas son importantes para el desarrollo femenino, y si no secretamos hormonas como los estrógenos, esto puede ser perjudicial, por ejemplo, para los huesos. Por lo tanto, el médico valorará si tiene que dar hormonas, no tanto para que te venga la regla en sí, sino para suplementar aquello que te falta. 

Espero haberte ayudado con este artículo. Si tienes una amenorrea primaria, recuerda que es importante llegar al diagnóstico e identificar dónde está el problema, para así poder asesorarte sobre el mejor tratamiento para ti. 

Artículo 18 de septiembre de 2023
Judit Jaramago
18 de septiembre de 2023
Llevo más de 15 años ejerciendo como ginecóloga y obstetra. En este blog pretendo que conozcáis mi trayectoria profesional hasta el momento.

Otros artículos que quizá te interesen

Urgencias ginecológicas. ¿Cuándo acudir?

Urgencias ginecológicas. ¿Cuándo acudir?

Es habitual que ante un síntoma ginecológico nos preguntemos, ¿debo acudir a que me visiten en urgencias ginecológicas? ¿Puedo esperar a la visita con mi ginecólogo? Hoy pretendo explicar cuáles son los principales motivos de urgencias ginecológicas que existen, qué...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi boletín

Suscríbete a mi boletín

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This