Artículo

Urgencias ginecológicas. ¿Cuándo acudir?
Judit Jaramago

Urgencias ginecológicas. ¿Cuándo acudir?

Es habitual que ante un síntoma ginecológico nos preguntemos, ¿debo acudir a que me visiten en urgencias ginecológicas? ¿Puedo esperar a la visita con mi ginecólogo?

Hoy pretendo explicar cuáles son los principales motivos de urgencias ginecológicas que existen, qué esperar del Servicio de Urgencias y qué deberá ser estudiado y controlado por tu ginecólogo de referencia. 

Antes de empezar con los motivos que deberían ser motivo de consulta en Urgencias, quería comentar que puede ser que estés preocupada por algo y que no lo encuentres como motivo de urgencias en esta lista. La preocupación a veces puede hacer que vayas a Urgencias, y quédate tranquila, porque te escucharán, te atenderán y en el caso de que no puedan ayudarte, te dirán cuál es el mejor circuito para solucionar tu problema. 

Sin embargo, hay síntomas y signos que es importante conocer y que son motivo de urgencias. 

Urgencias ginecológicas. ¿Cuándo acudir?

Molestias vulvo-vaginales 

Si tienes molestias vulvovaginales, como picor, escozor, eritema (rojez), flujo alterado más abundante, de coloración amarillenta o verdosa, de consistencia diferente, o lesiones como vesículas, grietas, deberás ir al Servicio de Urgencias. 

La automedicación en estos casos puede hacer que estemos poniendo tratamiento que no es el indicado, o bien que nos pongamos cremas que nos calman; pero que no hacen más que agravar el problema.

La evaluación de los genitales, el flujo, las posibles lesiones harán que el ginecólogo oriente el caso y prescriba el mejor tratamiento para cada persona. Si existen dudas sobre el diagnóstico, es posible que tome muestras de flujo o de las lesiones y te cite en consultas posteriormente para comentarte los resultados. 

Dismenorrea

El dolor de regla que no cede con los analgésicos habituales debe ser valorado en el servicio de Urgencias, donde tras una primera evaluación pautarán analgésicos para la disminución del dolor. 

Es verdad que la dismenorrea debe ser estudiada a fondo y en allí no lo podrán realizar (no tenemos acceso a pruebas de laboratorio específicas, y otras pruebas diagnósticas fuera de la ecografía transvaginal), pero SÍ que te solucionarán el dolor de esta regla dolorosa que estás sufriendo. 

Hemorragia

Cuando hay un sangrado abundante (coincidiendo con la regla o no) siempre hay que evaluarlo. Cuando la pérdida de sangre es abrupta puede pasar que estés mareada y tengas mayor sintomatología, como bajada de la tensión arteria, aumento de la frecuencia cardíaca entre otros. 

Ante una hemorragia hay que consultar, donde tras orientar el caso pondrán el tratamiento agudo pertinente. En casos de sangrados muy abundantes, puede ser necesario hacer una analítica para ver la pérdida de sangre. 

En estos casos, debes saber que se atenderá la hemorragia; pero el estudio posterior y tratamiento deberá ser en consultas externas.

Amenorrea

La falta de regla, no debería ser a priori un motivo de Urgencias si no va acompañada de dolor y prueba de embarazo +. Los procesos de retrasos menstruales (descartando el embarazo) suelen ser alteraciones que deben ser estudiados en consultas externas. 

Por eso, en caso de acudir a Urgencias porque no te viene la regla, es posible que tras atenderte salgas sin un diagnóstico, pues a menudo se necesitan más pruebas (no disponibles en este servicio) para orientar el caso. 

Nódulo/dolor en la mama

Si bien es cierto que salvo el diagnóstico de mastitis (infección mamaria) es difícil poder ayudaros en procesos mamarios desde la consulta, también es verdad que notarse un nódulo puede implicar una preocupación que no permita esperar a tu cita con tu ginecólogo. Sin embargo, debes saber que se te explorará; pero se precisan pruebas, como la mamografía o la ecografía mamaria, que no se realizan en urgencias. 

Por lo tanto, si necesitas, acude y resuelve las posibles dudas; pero debes saber que es posible que salgas con citas para más pruebas que deberán ser evaluadas a posteriori. 

Dolor abdominal

Cuando aparece un dolor abdominal súbito, o que va aumentando en intensidad, deberás acudir al para su valoración. En muchas ocasiones no será un problema ginecológico, pero existen dolores pélvicos relacionados con el aparato genital. 

Algunos ejemplos de dolor abdominal serían, rotura de quiste ovario, quiste hemorrágico, torsión de ovario…

Fiebre 

Si al dolor abdominal se le añade fiebre, hay que descartar una infección pélvica. En estos casos, en la visita se podrá diagnosticar precozmente una enfermedad inflamatoria pélvica e iniciar el tratamiento en etapas tempranas. 

¿Qué esperar del servicio de Urgencias?

El Servicio de Urgencias debe ser un lugar donde aquellos procesos agudos sean evaluados y correctamente orientados. 

Por ejemplo, cuando se viene por una pérdida sanguínea importante, habrá que ver de donde viene, cómo frenarla y en caso de necesidad, cómo reponer la pérdida (hierro endovenoso, transfusión…). 

Otro ejemplo, un dolor abdominal en el que se diagnostique una torsión de ovario, habrá que dar solución a este proceso entrando a quirófano para destorsionar el ovario. 

¿Qué no podemos hacer desde el Servicio de Urgencias?

Tan importante como saber qué podemos hacer por vosotras en urgencias ginecológicas, es saber qué no podemos hacer y deberás acudir a tu ginecólogo habitual. 

Cuando existe una sintomatología que precisa de estudios más amplios para el diagnóstico de la patología concreta, deberá ser desde consultas. Por ejemplo, ante una regla muy dolorosa (dismenorrea), se descartarán casos urgentes como un embarazo ectópico y se te pondrán calmantes endovenosos para que estés mejor, pero no se puede hacer el estudio de la dismenorrea. Si pensamos en una endometriosis hará falta solicitar pruebas diagnósticas que tras su evaluación pueden llevar al diagnóstico. 

Asimismo, este tipo de pruebas, evaluadas por tu ginecólogo, permitirán llegar al diagnóstico, que te explique bien la patología, las posibilidades terapéuticas y que haga el seguimiento. 

Por tanto, los desarreglos menstruales, los dolores menstruales, los sangrados abundantes, etc. deberán ser posteriormente estudiados en consulta. 

Espero haberte ayudado con este post, pero no olvides que ante una situación que te preocupe, acude a Urgencias, si ves que la visita con tu ginecólogo se demora y allí te evaluarán y te dirán (en caso de no poderte ayudar) cuál es el mejor circuito. 

Y por si te ayuda, en Instagram lo puedes ver de forma más visual:

 

Artículo 5 de febrero de 2024
Judit Jaramago
5 de febrero de 2024
Llevo más de 15 años ejerciendo como ginecóloga y obstetra. En este blog pretendo que conozcáis mi trayectoria profesional hasta el momento.

Otros artículos que quizá te interesen

Copa menstrual. 10 cosas que debe saber

Copa menstrual. 10 cosas que debe saber

Ya hace años que apareció la copa menstrual en el mercado, sin embargo, cada vez es más frecuente que las mujeres quieran probarla, y las dudas que surgen son múltiples. En el post de hoy intento explicar qué es la copa menstrual, cómo elegir la talla, cómo debes...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi boletín

Suscríbete a mi boletín

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This